Control del embarazo en el primer trimestre. Maldito seas o’Sullivan


IMAG1352
Ya hemos llegado a la semana 14 de embarazo y por tanto empezamos el segundo trimestre. Según esas páginas que analizan el embarazo por semanas y que les encanta comparar el tamaño del bebé con frutas, mi bebé es como un limón, espero que eso no quiera decir que esta semana vamos a empezar con la acidez.

El segundo trimestre debería ser un remanso de paz y felicidad para la futura mamá, se supone que se pasan las molestias del primer trimestre y te empieza a crecer la tripita y estás toda guapa, la gente te felicita y todavía puedes caminar y sentarte como si desfilaras por el Grand Palais. Lo de las náuseas ya he dicho que era un suponer, yo sigo igual.

A parte de las náuseas y alguna que otra  molestia, en general el primer trimestre ha ido estupendamente y el resultado es algo de tripa y un kilito de recuerdo.

La primera visita a la matrona fue justo antes de irnos de vacaciones en agosto, por suerte es la misma que me había llevado el primer embarazo, la Tina, me gusta su estilo, tú explicas tus molestias y ella te mira y asiente entre pobrecita y te vas aguantando que es lo que hay.

En esta primera visita nos hicieron la cartilla de embarazada, afortunadamente ahorramos tiempo llevando la del embarazo anterior y me programaron el resto de visitas del trimestre: control con la matrona, analítica, la ecografía de las 12 semanas y de regalo el test de O’ Sullivan en el primer trimestre. Premio a mis 35 años de dedicación a este mundo. En la siguiente visita no recordaba porqué me la había programado tan pronto ¿ Os he dicho que adoro a esta matrona?

El odiado test de O’Sullivan, para quien no lo sepa ya, es una prueba diagnóstica que sirve para detectar la diabetes gestacional  o explicado más claramente es una putada, no discuto que necesaria, por la que hacen pasar a las embarazadas, normalmente en el segundo trimestre y que consiste en convocarla tempranito y en ayunas, hacerle beber como medio litro de glucosa y abandonarla a su suerte en una sala de espera para al cabo de una hora hacerle una extracción de sangre. ¿A que suena divertido? Venga animaros, si ahora te dejan elegir entre bebida de naranja y de limón, que es como preguntarte si quieres morir de asco o de repugnancia.

Lo divertido de esta prueba, porqué nosotros siempre le encontramos un lado bueno a las cosas, es que si te la hacen en el primer trimestre, coincidiendo con los análisis del mismo, te la hacen en un CAP de Barcelona que es una fiesta. Allí derivan a embarazadas de barrios distintos y es imposible encontrar dos chicas de la misma nacionalidad, así acabamos como 15 chicas en una minisala, una parte haciendo lo que les da la  gana, otra lo que buenamente han entendido y  otra intentando parecer angelitos porqué las enfermeras llevan aquello como si de una escuela militar se tratara, al grito de ¡llegas tarde! ¡tú, menos hablar y más beberte eso! ¡ si vomitas vuelves otro día! ¿y los tubos con el pipi? ¡si te dieron tubos para el pipi!

Los resultados de los análisis salieron perfectos, ni riesgo de diabetes, ni ninguna otra complicación, eso sí, no estoy inmunizada contra la toxoplasmosis, pero ni tengo contacto habitual con gatos ni como embutido desde los quince años así que creo que la única precaución qué tengo que tomar es lavar bien las verduras que se toman crudas. Eso y evitar que Monito me meta trozos de jamón en la boca contra mi voluntad. Tampoco me gustaba demasiado que lo hiciera antes de estar embarazada, sobretodo porqué suelen haber sido manoseados y masticados previamente.

En la semana 12 me hicieron la ecografía del primer trimestre, nos emocionamos mucho, primero por poder ver al bebé y sentir como late a toda castaña su corazoncito, la tranquilidad de saber que todo está correcto y no hay que hacer pruebas adicionales y por otro lado, al tratarse del mismo hospital donde hace poco más de un año nació nuestra nena, hemos vuelto a encontrarnos con la matrona que estuvo pendiente de mi durante el parto de Monito, ella no se acordaba de nosotros, claro, pero yo casi lloro en mitad del comentario del triple screening. Mira Papi, es la que se encargaba de los chutes de oxitocina.

También nos atendió la misma chica que lo hizo en las tres ecografías del primer embarazo, un encanto de muchacha y además dice que como opinión personal, cree que va a ser otra nena, que no lo garantiza, que no se veía ná y que luego no vayamos reclamando, pero le dió esa sensación. Y yo creo que si ella lo dice va a ser verdad, que esta tipa es una crack, sólo os digo que Papá Monito se dedicó a discutirle cuando nos dijo en la eco de las veinte semanas que Monito era una nena, porqué según él no podía saberlo tan rápido, que ni se había visto la imagen todavía en la pantalla.

En fin, si queréis podéis apostar si me toca lavar ropa o comprar ropa, total, llegados a este punto, tanto si es niña como si es niño ¡con nosotros se va a quedar!

Anuncios

11 comentarios en “Control del embarazo en el primer trimestre. Maldito seas o’Sullivan

  1. Per bueno, porque hacen el test del azucar tan pronto?? Te lo vuelven a repetir luego? Es que he leido a algunas chicas que ahora lo hacen dos veces…dos veces!! que pereza!! Aysss a mí me gustan las nenassss jajaja pero bueno, hija, que venga sano, que es lo que se dicee y a disfrutar!! 🙂 besote!!

    Me gusta

    • Sí, me la repiten en diciembre, primero me dijo que por la edad, pero cuando vió los resultados no parecía tener muy claro por qué la había pedido, así que me la podría haber ahorrado.
      Yo también creo que prefiero una nena, pero al final, lo voy a querer igual! Besos.

      Le gusta a 1 persona

  2. Que buenos recuerdos me ha traído tu entrada! Como disfrute el embarazo de Enzo… Qué emoción de verdad! Lo de la glucosa casi muero de asco, repugnancia y de todo… Puajjj, suerte que en Inglaterra no la hacen al no ser que tengas antecedentes familiares cercanos. Un beso y lo llevas de maravilla por cierto!

    Me gusta

  3. Enhorabuena porque todo va perfecto.
    A mí me hicieron también dos veces, doooos, el test de O´Sullivan. 35 años tenía también. No lo recuerdo como algo terrible. Iba tan muerta de hambre que me ventilaba el frasco en nada y menos. Me sabía a gloria jjj.

    Ay… si os han dicho que parece una niña…y la ecógrafa es buena… yo apostaría por otra nena ;). A mí me dijeron el sexo del pichón con absoluta certeza en la semana 12. Cuando se mojan tan pronto, es porque lo ven con bastante margen de acertar (creo yo). A ver, que será.

    Abrazo!!

    Me gusta

    • Yo es que no tolero muy bien las cosas tan dulces, más las náuseas, imagina…
      La verdad respecto al sexo es que dijo que no se veía y que era una sensación que le había dado, así que de momento seguimos con la incógnita hasta dentro de un mes. Un beso.

      Me gusta

  4. Pero como te hacen el sullivan tan pronto??? Aquí lo hacen mucho más tarde… Y otra cosa: que las embarazadas ya pueden comer jamón!!!! Te lo digo yo que me he pasado las 5 bodas que he tenido este año sin catarlo para que saliera el estudio cuando ya no había jamón del bueno a la viata, ajjajaj

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s